El Membrillo

Fuente de salud para toda la familia

 

EL MEMBRILLO - FUENTE DE SALUD

 

Producto artesanal elaborado con ingredientes naturales que cuidan de tu salud y de la de tu familia.

No contiene colesterol, por lo que es un alimento perfecto para aquellas personas que necesitan reducirlo. Diversos estudios confirman que la fibra soluble que la Carne de Membrillo contiene ayuda a reducir el nivel de colesterol en sangre.

No contiene gluten, lo que la convierte en un sano desayuno, postre o merienda para aquellas personas intolerantes al gluten.

No contiene grasas, ya que como es sabido, la Carne de Membrillo está elaborada con fruta y azúcar. Ninguno de estos dos ingredientes son grasas. La fruta aporta fibra natural y minerales, mientras  que el azúcar nos aporta energía para la vida diaria y alimento para nuestro cerebro.

Es rico en Fibra Natural, lo que nos ayuda a mantener un buen funcionamiento de nuestro organismo. La cantidad de fibra que aporta el membrillo es muy superior a la de otras frutas, tales como el melocotón, el albaricoque o las ciruelas.

 


El membrillo es una fruta aromática, de tonos amarillos dorados y formas irregulares cuyos orígenes se encuentran en Asia Menor hace miles de años. Pronto estos cultivos se expanderían hacia los países mediterráneos llegando así a España, donde su cultivo se popularizó.

Su nombre científico "Cydonia Oblonga" proviene de Cydonia, ciudad de la isla de Creta famosa por el cultivo de esta fruta yá altamente conocida y apreciada en la Antigua Grecia.

Durante siglos, el membrillo ha sido considerado alimento esencial en la dieta mediterránea debido a sus beneficiosos contenidos nutritivos, tales como la pectina. La pectina es la fibra natural que contienen muchas frutas bajo la piel, siendo el membrillo una de las frutas que en mayor porcentaje la contiene.

El membrillo ha sido durante siglos la base para la elaboración de uno de los más deliciosos y sanos productos que nos ofrece nuestra gastronomía. Para su elaboración se utiliza la mejor selección de membrillos y azúcar blanca. De los cuales, tras un lento proceso de cocción manteniendo siempre la receta utilizada durante siglos, se obtiene este conocido postre de increíble sabor, rico en fibra y totalmente exento de colesterol.